Diavolo II

Diavolo II está construido con un bastidor externo resistente de acero inoxidable y un bastidor de montaje interno. Este tipo de construcción permite un mantenimiento fácil y adaptación a los requerimientos de los clientes. La profundidad de operación máxima es de 500 m. Los nuevos controles son completamente digitales y sus circuitos son altamente confiables.

Esta tecnología permite un manejo y manipulación proporcional del ROV. El descubrimiento y diagnóstico de avería es facilísimo a través de una codificación visible de LEDs. Los tableros de circuito impresos se pueden cambiar fácilmente por personal técnico competente. Los motores sin carbono tienen control electrónico incorporado, No se utiliza ningún liquido refrigerante en la carcasa del motor. Un dispositivo electrónico protege los motores en caso de sobrecarga y se puede reajustar desde el panel de control en superficie. El umbilical se encuentra en un carrete de acero inoxidable con contactos rotativos para el umbilical del Rov. Los contactos rotativos son recubiertos con oro y encapsulados en una carcasa de aluminio. Protección clase IP68.

El umbilical es un cable especial de ROV con flotabilidad neutro para agua de mar. Su diámetro es de 11,5mm. y tiene un refuerzo de Kevlar, permitiendo una fuerza de tracción de 250 kg. El compás y el profundímetro digital se sobreponen en la pantalla y pueden ser activados o desconectados [on/off] manualmente desde la consola superficial. La característica de auto profundidad mantiene automáticamente al ROV a una profundidad seleccionada y el piloto puede concentrarse en el movimiento horizontal. La consola se monta en un Pelicase resistente para proteger la unidad de control electrónica y eléctrica. Con la cubierta cerrada la clase protectora es IP64. El monitor de TFT se monta en la cubierta.

Top