Sistema Multihaz Norbit de mapeo submarino

On marzo 16, 2020, Posted by , In Artículos, With No Comments

Siguiendo la línea de los sistemas hidroacústicos necesarios en la industria náutica y acuícola, a continuación de los sistemas de posicionamiento presentados en el artículo anterior, se revisan los sistemas de mapeo submarino de artefactos hundido voluntaria e involuntariamente.

Antes de la era electrónica, para verificar la profundidad debajo la de quilla de un barco se usaban cuerdas con nudos y con el avanzar de la tecnología, escandallos mecánicos. Con el inicio de la hidro-acústica se inventaron los ecosondas, nada más que escandallos hidro-acústicos basados en la emisión desde el casco del barco de un sonido y la recepción del equivalente eco desde el fondo para medir la profundidad.

Esta tecnología hoy en día se sigue utilizando, pero en superficie se cuenta con pantallas de colores que entregan la profundidad en tiempo real. Hay innumerables equipos de bajo costo aptos para todo tipo de embarcaciones. Con el avance de la tecnología los equipos se han hecho cada vez más confiables, prácticos y económicos.

El ecosonda es un sistema de un solo haz acústico y por ende se llama sistema mono-haz. Si en vez de emitir solamente un haz, emitimos varios simultáneamente tenemos sistemas multihaz que nos entregan simultáneamente una multitud de ecos desde el fondo. Si orientamos el haz en manera diagonal o horizontal, en vez de recibir información del fondo marino, podemos detectar lo que hay en la columna de agua. Este hecho ha sido muy útil en la pesca industrial y se utiliza hace varias décadas. Recientemente estos sistemas también llamados fish finders, han sido producidos de forma más masiva, reduciendo sus costos.

Sin embargo, como ya se mencionó en el artículo anterior, para llegar lejos y tener buena resolución se necesitan equipos profesionales de ciertas características.

En la industria acuícola conocer la topografía submarina, su elevación y composición del sedimento, así como el mapeo de los sistemas de fondeo y de los elementos que se encuentran en el fondo indebidamente, ha creado la necesidad creciente de mapeos de alta resolución de las concesiones otorgadas.

A parte de las batimetrías de más o menos precisión que se llevan a cabo para las memorias de cálculo de los centros y la instalación de los mismos, normalmente faltan mapas de las ubicaciones reales de los pesos muertos con ubicaciones certeras y georreferenciadas, así como un mapeo de artefactos perdidos a lo largo de las operaciones de los centros. Con la ayuda de los ROVs y sistemas de posicionamiento USBL, muchas empresas inician la búsqueda y mapeo de lo perdido e instalado en una rutina que en centros más antiguos puede llevar semanas y meses con resultados no siempre satisfactorios.

Sin embargo, existe una posibilidad de mapear lo hundido de forma sencilla y eficiente. Se trata de los sistemas multi-haz o multibeam. Estos sistemas hoy en día son de una eficiencia sorprendente. Adicionalmente, con el avance tecnológico, hay equipos portátiles que entregan un mapeo en tiempo real sin necesidad de post procesamiento. Es el caso de los sistemas NORBIT, de origen Noruego, ampliamente conocidos y validados en los mercados internacionales, que llegaron a Chile de la mano de Mariscope hace 2 años.

Estos equipos permiten realizar una batimetría de alta resolución y simultáneamente mapear todos los objetos en el fondo con suficiente resolución para detectar, por ejemplo, contrapesos, neumáticos, barandas u otros objetos perdidos. Con la ayuda de GPS diferenciales y sistemas de corrección en tiempo real (RTK), la georreferenciación tiene exactitudes sub-métricas. Estos nuevos sistemas, por sus dimensiones compactas, bajos consumos energéticos y simplicidad de instalación pueden ser adosados a cualquier tipo de embarcación de forma temporal. No es necesario preparar una unidad especial para el uso de los equipos NORBIT. Estos sistemas permiten además realizar los trabajos con cualquier condición de mar, ya que compensan los errores generados por el movimiento de la embarcación de forma automática. De esta manera, mapear un centro de cultivo se convierte en una tarea de 1-2 días, reduciendo enormemente los tiempos de operaciones y los costos asociados. Sobre todo, en comparación con el mapeo realizado usando ROVs y sistemas USBL los mayores costos del equipo son anulados por la reducción del costo operacional y la inmediatez de los resultados.

Los ROVs, una vez mapeados los artefactos, con sus sistemas de tracking pueden ir directamente a las posiciones indicadas y realizar las tareas de recuperación sin las infinitas fases de búsqueda que hoy en día todavía se realizan a diario. Como consecuencia, la forma moderna de trabajar es:

  1. Inspección y mapeo de un lugar o concesión mediante batimetría multihaz
  2. Marcación de los objetos de interés mediante ROVs con USBL/tracking
  3. Recuperación de los objetos marcados
  4. Verificación del lugar post faena de extracción mediante nuevo mapeo con sistema multihaz.

De esta manera mandantes y proveedores tienen la certeza de los trabajos realizados y datos duros para entregar a las autoridades correspondientes.

Los sistemas NORBIT multibeam hoy en día no han podido ser igualados por ningún otro fabricante, sobre todo en vista de sus reducidas dimensiones, portabilidad y resultados en tiempo real.

Para mayor información consultar a info@mariscope.cl

Comments are closed.